fr es

Ubicada entre España y Francia, ¿cómo gestiona Andorra la «crisis del coronavirus»? ¿Cómo el principado andorrano, con un porcentaje de inmigración de casi el 60% maneja una pandemia mundial con sus dos fronteras cerradas? Felicitado por varios medios de comunicación internacionales por su gestión de la crisis, el Principado de Andorra tiene una tasa de mortalidad por Covid-19 entre las más bajas del mundo, algo que tranquilizará a los futuros inmigrantes, y a todos los que piensen tramitar la residencia para en vivir en Andorra.

La vida en Andorra, un gran país para residentes inmigrantes incluso en plena crisis del coronavirus

La vida en Andorra, un gran país para residentes inmigrantes incluso en plena crisis del coronavirus

Andorranos y residentes inmigrantes frente al Covid-19, una respuesta ejemplar a escala nacional

La respuesta gubernamental

Desde la aparición de los primeros casos de coronavirus en Andorra, el gobierno declaró el confinamiento de casi toda la población. En un país con 76.177 habitantes de los cuales, el 60% son inmigrantes, el principado se enfrentaba a una dura prueba. Las escuelas, empresas, grandes almacenes, estadios, gimnasios, y otros lugares de concentración de público cerraron así sus puertas a mediados de marzo. Como en otros países, la excepción fueron las tiendas de alimentación y otras actividades consideradas «esenciales». A partir de ahí, se puso en marcha un dispositivo de comunicación sin precedentes que se tradujo en dos intervenciones diarias, televisadas, por parte de miembros del gobierno que informaban regularmente sobre los nuevos datos relativos a la crisis. Paralelamente, se publicaron varias medidas de prevención sanitaria que animaban a los residentes andorranos a usar guantes o mascarilla en sus salidas esporádicas.

El coronavirus en Andorra, una respuesta a la altura de las circunstancias

Para hacer frente a la crisis que venía anunciándose, debida al cierre prácticamente total de la actividad económica del principado, el gobierno andorrano no ha dudado en liberar 417 millones de euros para ayudas a la empresa y los asalariados. Esta suma representa aproximadamente el presupuesto anual del estado y está enteramente dedicada a la gestión de la crisis del coronavirus en Andorra. Aquellos que viven en el principado andorrano -inmigrantes o no-, que se han visto obligados a cesar su actividad, cuentan con el apoyo del gobierno para reflotar sus empresas y preservar su estabilidad económica.

El compromiso del comercio andorrano en tiempos de coronavirus

Para facilitar la vida en Andorra durante la crisis del coronavirus en el confinamiento, los principales supermercados del país han reaccionado con una asombrosa rapidez aumentando significativamente su capacidad de entrega a domicilio. Tanto grandes superficies, como pequeñas tiendas de barrio, o muchos restaurantes se han adaptado perfectamente a este nuevo modelo de servicio, estableciendo líneas de reparto para llegar a todos los residentes de Andorra y, en especial, poder abastecer a la población de riesgo.

Vivir en Andorra ofrece grandes ventajas a inmigrantes y residentes

Si bien el principado -que no forma parte del Espacio Schengen- es más conocido por las ventajas vinculadas a su fiscalidad que por su generosidad en materia de prestaciones sociales, el gobierno ha adoptado disposiciones de gran envergadura para apoyar a su población en la crisis del coronavirus. Así, Andorra ha gestionado el pago de una prestación por desempleo sin precedentes que se materializará en el periodo comprendido entre el 1 de mayo y el 31 de diciembre de 2020. Esta prestación está destinada a cualquier residente andorrano que haya perdido su empleo a raíz de la crisis y se ejecutará a pesar de la ausencia de una caja de cotización por desempleo y cualquier otro fondo de solidaridad.

Una toma de conciencia nacional, la “nueva” vida en Andorra

Incluso durante el confinamiento por la crisis del coronavirus, vivir en Andorra puede resultar ventajoso. El principado andorrano es uno de los pocos países del mundo que no ha tenido que declarar el estado de emergencia sanitaria, gracias a la disciplina de su población. Después de un encierro total de 4 semanas, el gobierno estableció un «programa de salidas» para que los residentes del principado andorrano pudieran abandonar sus domicilios durante una hora, en días alternos y en un perímetro de 2 km alrededor de su vivienda.

La ilimitada implicación de los servicios sanitarios

Un sólido sistema sanitario

Acostumbrada a recibir una gran afluencia turística (3 millones aprox. /año) y un gran número de trabajadores temporales, tanto el turismo como la inmigración en Andorra cuenta con infraestructuras y equipos sanitarios capaces de garantizar la seguridad de todos. Para hacer frente a la crisis del coronavirus, el principado andorrano también ha demostrado disponer del suficiente material sanitario -con los abales pertinentes en materia de calidad-, para afrontar todas las etapas de la pandemia. Gracias a los estrechos vínculos con los países vecinos, el país también ha podido contar con la cooperación bidireccional de España y Francia. Por poner un ejemplo, el hospital de Foix contactó con el principado ya desde el inicio de la crisis sanitaria, para ofrecer su colaboración en cualquier circunstancia que pudiera servir a los residentes del principado andorrano.

Una excelente ratio « camas UCI / habitante »

A pesar de la buena organización inicial del dispositivo sanitario andorrano, la gestión del coronavirus forzó al sistema hospitalario a adaptarse a la nueva situación duplicando el número de camas en la UCI -en tan solo unas semanas- para prevenir posibles complicaciones. Durante este tiempo se han cancelado las hospitalizaciones y consultas no urgentes y se ha reservado al personal médico para que tenga todas las posibilidades de garantizar la mejor gestión del pico epidémico. De esta forma, cada enfermo que lo ha necesitado ha podido recibir un tratamiento acorde con su gravedad y el sistema sanitario no ha sufrido la tan temida saturación hospitalaria. La buena gestión sanitaria unida a las importantes disposiciones económicas tomadas por el gobierno, ha tranquilizado en gran medida a inmigrantes residentes y andorranos.

Medidas para proteger a la población

Para hacer frente a la crisis del coronavirus, el gobierno andorrano ha contado con la inestimable colaboración del doctor Oriol Mitjà i Villar, experto investigador de prestigio internacional. El doctor Mitjà es además especialista en medicina interna y enfermedades infecciosas y experto en erradicación de enfermedades tropicales. En esta línea, el principado ha tenido la capacidad de observar en tiempo real aquellas medidas que estaban funcionado, o no, en otros países golpeados por la pandemia, para aplicar con la mayor brevedad aquellas disposiciones que resultaban eficaces y podían adaptarse a los residentes en Andorra.

El tratamiento

Aun con la cautela propia de las primeras fases de prueba de cualquier procedimiento médico, el Principado de Andorra ha sido uno de los primeros países que ha optado por un tratamiento con hidroxicloroquina. De este modo, el país se convierte en agente activo en el ensayo y la búsqueda de un remedio eficaz para la lucha contra el coronavirus en Andorra.

Los test

Los test masivos de anticuerpos comienzan el 23 de abril y están destinados a todas las personas que viven en Andorra y deseen realizarlos. Se prevé que el principado sea el primer país del mundo en número de pruebas de antígeno realizadas a la población (2 veces la proporción de Corea del Sur). Se realizarán dos pruebas por habitante y, a 19 de abril de 2020, ya hay 20.000 hogares inscritos en la plataforma creada para la gestión de las pruebas. A tan solo 6 horas de la puesta en marcha del portal, la participación en los test de anticuerpos que Andorra hará a todos sus residentes es un completo éxito.

Vivir en Andorra durante la crisis del coronavirus

El desconfinamiento

Dependiendo del número de inmueble donde se resida, el gobierno andorrano ha establecido un horario en día par para los números de vivienda pares, e impar para los impares. Según la actividad que se desee realizar, también se cuenta con unas franjas horarias establecidas para cada ocasión y concebidas para garantizar la protección de las personas en situación de riesgo.

Si bien aún no está permitido el uso de los equipamientos deportivos y de los parques -siempre que se respeten los horarios establecidos-, los niños que viven en Andorra pueden salir al exterior sin poner en riesgo al colectivo de personas más vulnerables frente al coronavirus. En Andorra también deben utilizarse las medidas preventivas que están implementando otros países frente al Covid-19. Como en casi todo el planeta, la solidaridad ha surgido espontáneamente frente a esta crisis, y numerosos voluntarios se han organizado con ayuda de las instituciones para prestar apoyo y ayudar a los más frágiles. El gobierno del principado está diseñando los protocolos y estrategias para la vuelta a la “nueva normalidad” aunque la normalidad total para los residentes en Andorra, así como para el resto de países azotados por la pandemia, aún queda lejos.

Los inmigrantes residentes en Andorra

El gobierno del principado ha demostrado durante la gestión de esta crisis que no va a haber un trato diferencial entre andorranos o inmigrantes residentes en el país. Todos cuentan con las mismas obligaciones y los mismos beneficios. De esta forma, el gobierno ha decretado la renovación automática tanto de los arrendamientos como de los permisos de residencia de los trabajadores temporales que se han visto “atrapados” en Andorra por la crisis del coronavirus. La administración andorrana también está demostrando su buena gestión en el control del abastecimiento en supermercados y farmacias. Y en el ámbito de las telecomunicaciones, y gracias a un excelente sistema de cableado de fibra óptica, se han garantizado servicios tan complicados durante el confinamiento como la conexión a internet.
En resumen, el gobierno del principado ha velado en todo momento por que la vida en Andorra fuera lo más llevadera posible durante la cuarentena.


La gestión de la pandemia del coronavirus en Andorra, está siendo, tanto a nivel sanitario como socioeconómico un gran desafío para el gobierno del principado. A pesar de las dificultades, las administraciones andorranas están respondiendo de manera ejemplar y recibiendo por ello el reconocimiento de otros países afectados. Constituido por 12 ministros y un Jefe de gobierno, el “Govern d’Andorra” está sabiendo proteger y garantizar los derechos de sus residentes, andorranos e inmigrantes, consolidando dos de sus mayores activos: la esperanza y la calidad de vida.

¿Visitamos Andorra la Vella? Toda la información sobre el principado

17 de noviembre de 2020

Multitud de turistas viajan a Andorra cada año, y algunos se marchan sin visitar las calles de su capital, Andorra la Vella. Los hay que incluso atraviesan el país sin detenerse, en su itinerario de España a Francia o (...)

Lire plus